literatura

Fernando Kosiak, distinguido en dos certámenes

Reconocimiento por partida doble para un autor inquebrantable en su decisión de hacer: fue distinguido con el Premio Fray Mocho y con el Premio Literario Municipal.
Agrandar imagen Kosiak, y un reconocimiento literario por partida doble en el plano provincial y local.
Kosiak, y un reconocimiento literario por partida doble en el plano provincial y local.
CRÉDITO: Sergio Ruiz.

Escritor, docente, curioso y apasionado por la lectura, el autor nacido en Libertador San Martín recibió la semana pasada una novedad de la que, asegura, aún no cobró total conciencia: con una diferencia de días se conoció que había ganado el Premio Fray Mocho -en género teatro por “La bondad de los extraños- y el Premio Literario Municipal- con su novela “El silencio a romper”.

La charla transcurre con placidez, en la mañana soleada. Fernando Kosiak, 34 años, escritor, ganador del Premio Fray Mocho –género teatro- y del Premio Literario Municipal 2017, acepta la entrevista con EL DIARIO. El encuentro permite conocer más del trabajo de este entrerriano nacido en Libertador San Martín.

Radicado en Paraná desde hace más de una década, donde se trasladó para estudiar el Profesorado en Literatura, Kosiak trabaja en diversas facetas caracterizadas por una inquebrantable vocación por hacer. Desde la tarea docente, la escritura y su rol como decidido gestor cultural, ha producido libros de cuentos, novelas, coordinado talleres y –entre otras iniciativas- el `Proyecto Kosiak´, una convocatoria a artistas de la ciudad para generar propuestas creativas y llevarlas a la práctica.

El reconocimiento literario por partida doble en el plano provincial y local con pocos días de diferencia lo sorprendió y, admite, aún no ha tomado plena conciencia del logro.

“La bondad de los extraños”, Premio Fray Mocho, fue distinguida por el jurado compuesto por Miguel Franchi, Gerardo Dayub y Liliana Gioia, entre los 17 trabajos que aspiraban a recibir el máximo galardón de las letras entrerrianas. En cuanto al Premio Literario Municipal de Paraná, el Jurado integrado por la Lic. Lucrecia Pérez Campos, Claudio Cañete y Elian Del Mestre, -tras haber leído y analizado las cinco obras postulantes-, otorgó en forma unánime el galardón a la obra titulada: “El Silencio por romper”, de Kosiak.

Además del primer premio obtuvo una mención con `Sangre que se derrama sobre una tiza que es blanca´, novela policial que escribió siete años atrás.

- La misma semana nos enteramos que has sido galardonado en el concurso literario más importante de la provincia y que ganaste el Municipal. ¿Cómo recibiste estas alegrías?

Para ser sincero, las noticias me han caído como un balde de agua fría. Es raro… recibir dos premios importantes, ambos casi en simultáneo. Muchos me han dicho que es un reconocimiento al esfuerzo y al trabajo. Puede ser; escribir es algo que hago constantemente. También es probable que otras personas puedan dimensionar el logro en su plenitud, mucho más que lo que puedo hacerlo yo. Y aclaro algo: no es que estos reconocimientos impliquen que a partir de ahora merme mi ritmo de trabajo habitual. Seguiré con lo mismo que hago, y con todos los proyectos que tengo. Continuaré presentándome a concursos –incluso a éstos en los que he sido premiado- y también produciendo y sacando iniciativas e ideas adelante. Por lo pronto, a principios del año que viene ya tengo previsto presentar un libro de poemas que se publicará en edición de autor, es decir de manera autogestiva, como todo lo que he hecho hasta ahora. Pero no quiero irme de la pregunta. En relación al Concurso Fray Mocho, la sensación es rara, porque lo siento como un premio, pero a medias. Es cierto que haber ganado implica un reconocimiento y la publicación del trabajo. Pero la fuerza del Fray Mocho que es la Pensión [al Mérito Artístico], podré cobrarla como mínimo recién en quince años. Por eso digo que es un premio a medias.

CLAVES
-¿Qué características tiene el trabajo que presentaste, una obra de teatro, y ha sido premiado? ¿Cómo fue el proceso de escritura?

Lo escribí muy rápido. Se hizo en dos o tres días. Se trata de un texto que escribí pensando en que la llevaría a escena un grupo de teatro con el cual trabajaba en ese momento, hace unos tres años. Lo titulé `La bondad de los extraños´. Esta protagonizado por cuatro travestis. La obra está planteada con un escenario dividido. De un lado están dos de esos personajes en un momento del pasado; del otro los dos veinte años después. La historia se plantea en un ida y vuelta entre pasado y presente. La obra comienza en un tono jocoso, alegre, y luego vira hacia el drama. En el medio hay un giro estructural en la narración que potencia el conflicto y la dinámica de la acción.

En el título quise jugar con la intertextualidad, porque es una de las frases que cierra `Un tranvía llamado deseo´ y pronuncia en el final de `Un tranvía llamado deseo´ -texto célebre de Tennessee Williams- la protagonista, Blanche DuBois.

- El planteo de la temática del texto que escribiste es ciertamente contemporáneo.

Sí. Es más, es la primera vez que en el historial del Premio Fray Mocho se premia un texto con perspectiva de género, enmarcado dentro de lo que es la literatura Queer. Creo que es algo para valorar. Y me parece que no es casual que esto suceda en la convocatoria dedicada al Teatro. He seguido la trayectoria de la convocatoria en los últimos certámenes y creo que ha sido el género más abierto, permisivo y permeable a expresar cuestiones relacionadas con los cambios en la sociedad.

- ¿Qué podés adelantar de la novela distinguida con el Premio Literario Municipal?

El título es `El silencio por romper´. Es una novela relativamente corta y muy simple. Tiene mucho que ver con una narrativa actual y la escribí muy rápido. La completé en menos de un mes. Surgió a partir de una película que vi.
Es un texto con mucha imagen poética que me gustó mucho escribir. La historia tiene como personaje central a un hombre que queda viudo y decide regresar a su pueblo. Allí comienza a redescubrirse a partir de diversas situaciones. Y percibe que hay muchas cuestiones que olvidó. Así empieza a reconstruir su pasado a partir del contacto con otros y con cosas, con lugares, y del propio ejercicio de recordar.

Trabajo

- ¿Cómo es tu rutina de trabajo? ¿Cómo trabajás con la elección del estilo que vas a encarar para contar una historia?


Es relativo. Todo depende de la historia que quiera escribir. A veces me siento y escribo de un tirón, sea una página o sean veinte. Hay relatos con los que, en cambio, puedo estar meses, sean dos páginas o cien. No me gusta escribir de noche. Sí de mañana o a la tarde. Me gusta escribir con luz de sol. Pero insisto, todo es relativo. A veces comienzo una historia como un cuento, pero luego paso a la escritura dramatúrgica porque expresan mejor eso que quiere contar. No me gusta encasillarme en un género.

- ¿Reescribis?


No mucho. Por lo general elaboro la estructura y los detalles en mi cabeza y una vez que tengo eso resuelto, me siento a escribir con algo bastante cerrado.

Temas:

literatura
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.