Ciclo

Ciclo de cine presenta un clásico de la “Nouvelle Vague”

En el ciclo organizado por la Comisión de Cultura del Círculo Odontológico de Paraná, se proyectará “Ascensor para el cadalso”, película dirigida por Louis Malle.
Agrandar imagen “Ascensor para el cadalso”, es un film equilibrado, coherente, clásico y moderno al mismo tiempo.
“Ascensor para el cadalso”, es un film equilibrado, coherente, clásico y moderno al mismo tiempo.
En el ciclo organizado por la Comisión de Cultura del Círculo Odontológico de Paraná, se proyectará “Ascensor para el cadalso”, película dirigida por Louis Malle y la actuación de Jeanne Moreau. El film podrá verse este miércoles a las 20.30 en la sede de la entidad.

No hay prólogo alguno que nos prepare: cuando empieza “Ascensor para el cadalso” (1958) las cosas ya están en movimiento y en los próximos minutos se van a desarrollar los hechos. Tienen la urgencia de la pasión, la adrenalina de lo prohibido, el arrojo de lo que no tiene marcha atrás.

No entendemos muy bien lo que está sucediendo, pues nadie se tomó el trabajo de presentarnos a los personajes. Además, pensándolo bien, dos de ellos tampoco querrían ser presentados: son cómplices en un plan criminal que se está desarrollando casi en tiempo real frente a nosotros.

La pareja que ha urdido el crimen –Florence y su amante Julien– ha planificado hasta el último detalle. Es sábado en horas extras, hay muy pocas personas en las oficinas donde trabaja Julien, su entrenamiento como ex-militar en Indochina y Argelia lo ha preparado para el esfuerzo físico y la sangre fría requeridas para cumplir su cometido. Tiene coartada y testigos que darían fe de su inocencia, tiene el impulso que le da el amor prohibido que siente por Florence, tiene todo bajo control. O eso cree él. Pero cuando las cosas tienen que funcionar de manera tan milimétrica y cuidadosamente precisa, el azar entra a jugar y hacer de las suyas. Y el azar es caos, y el caos en este filme es oscuridad, falta de control, aislamiento, claustrofobia, impotencia, desconfianza y esa sensación incómoda de haber sido traicionados.

“Ascensor para el cadalso” no tiene ni un solo momento de relleno. Es un film que sabe generar muy bien tensión y sorpresa en el espectador. Las subtramas funcionan muy bien.

Estamos ante un ejercicio de estilo, ante un film equilibrado, coherente, clásico y moderno al mismo tiempo, que creó escuela.

La cita es en el Auditorio de la institución (Corrientes 218), a las 20.45, con acceso libre y gratuito.

Para la próxima función, el 4 de octubre, se anuncia “Elle”, coproducción francesa, belga y alemana de 2016 dirigida por Paul Verhoeven, con Isabelle Huppert.

Temas:

Ciclo
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.