Colaboraciones

Sobre los edificios en altura

"Hoy, observo impresionada la magnitud del proyecto que será el más alto de la ciudad, con 25 pisos sobre calle Catamarca 646", manifiesta María Rosa Facendini.
Agrandar imagen
Hace mucho tiempo, que este tema, me preocupa y dado que hay un buen intercambio periodístico sobre la suma de reclamos y opiniones, que se van sucediendo, intento acercar también los que se han efectuado desde integrantes de la vecinal “Sáenz Peña”.

En noviembre de 2012, con vecinos de calle Maipú, participé de una presentación ante el Ejecutivo Municipal, a fin de solicitar que edificios tan altos, no se construyan en nuestro barrio por las razones que han sido debidamente difundidas. Felizmente se llegó, para esa situación, a un buen acuerdo.

Hoy, observo impresionada la magnitud del proyecto que será el más alto de la ciudad, con 25 pisos sobre calle Catamarca 646 (Paraná, Entre Ríos). No puedo evitar quedarme tildada, me cuesta creer la dimensión encarada en plena zona poblada, con un perjuicio incuestionable a sus vecinos.

Es inevitable pensar en ese basamento geológico, calcáreo, frágil, junto a la erosión hídrica subterránea del área y con un dinamismo que continuará manifestándose a través de derrumbes, corrimientos, del tenor que en numerosas oportunidades, hemos podido presenciar.

No me puedo dejar de preguntar, ¿cuál será la idea de paisaje que se ha tenido en cuenta al momento de plantear un emprendimiento como este, porque la agresión al entorno del Parque Urquiza, no puede ser mayor. He cursado un Doctorado en Ciencias Sociales que dicta la UNER y en uno de los seminarios que me resultaron más interesantes, con gran presencia de profesionales de la arquitectura, se profundizó el tema “Ciudad, espacio público y paisaje como realidad social”, dictado por la Dra. Daniela Colafranceschi, de la Universidad de Reggio, Calabria, Italia. En el mismo, se marca claramente que ya no existe el divorcio entre ladrillo, cemento, ambiente y, fundamentalmente, función social a cumplir. Se complementan, para integrarse.


LA GENTE. La desigualdad queda claramente manifestada. Basta mirar el escenario y los enormes desniveles con las viviendas del entorno. El señor capital domina la escena, así tenga que destruir todo lo que a algunos les llevó la vida entera construir, a fin de obtener esa única vivienda, que hoy, es totalmente invadida.

Nadie mide el impacto ambiental. No se tiene para nada en cuenta que la belleza y el derecho a la comodidad es un bien de todos.

Mientras, ¿quién repara lo que se daña, en qué tiempo y con qué calidad?

Quién paga el costo de las siestas, madrugadas y horas de descanso afectadas, cuando no la vida, como el caso de la familia Maradey, en que el padre, luego de construir durante cincuenta años su casa y tradicional lugar de trabajo, se encuentra con que tiene que enfrentar el levantamiento del edificio sobre calle Yrigoyen 128, adjunto a su vivienda, proceso que no resistió y falleció. Allí, se construyeron dos torres, con once pisos cada una y cocheras subterráneas, en un terreno de 10,45 x 49.

Se inició en 2011, aun no se ha finalizado, por lo tanto, tampoco la reparación.

He leído en EL DIARIO del 22 de junio de 2017, que se dificulta el trabajo ¿Quién puede no estar de acuerdo con que haya trabajo? Y menos de albañilería, que cada vez, por el crecimiento vegetativo poblacional y otros factores, es una especialidad sumamente requerida. El tema es que esa tarea no afecte a la de los demás.


VIVIR JUNTOS. No abundaré en el tema de servicios colapsados, por haberlo manifestado públicamente, el 13 de noviembre de 2016.

Para los que ya hemos transcurrido unos cuantos años de este regalo que es la vida y nos interesa la ciudad, sabemos que al código urbano y a las normativas, nunca se la termina de definir y aplicar, interpretar, modificar y más cuando se sobredimensiona al inversor, por encima del resto de los actores. De manera que, si esperamos ese respaldo, se nos pasará mucho tiempo y en el mientras tanto lo más conveniente sería recurrir a las más elementales normas de convivencia, a fin de no violentarlas tan groseramente.

Desde esta Comunidad vecinal, también hemos elevado Nota al Sr. Intendente Municipal, en fecha 16/11/16 con más de 100 (cien firmas) requiriendo que en calle Perón al 735, no se construyan dos edificios que ya comenzaron, sin obtener ninguna respuesta o muestra de atención. Al igual que el levantado sobre Feliciano al 653-663.

Todos estos vecinos hemos participado abundantemente en gremios durante nuestra vida laboral y al leer la solicitada en EL DIARIO de Paraná, el 21 de junio de 2017, observamos que varias de las instituciones firmantes, llevan el nombre “de la Construcción”. Qué bueno sería que le hagan honor a esos nombres y denominaciones: construir es lo opuesto a destruir paisajes, barrios, perfiles de ciudad con sus originalidades, cultura, recorridos históricos, posibilidades comerciales más igualitarias, balnearios, predio del ex hipódromo, vínculos armónicos entre sus habitantes, pescadores reclamando por el último acceso libre al río en Puerto Viejo, entre otros.

También se encuentran nombres como el de “desarrolladores” y este término implica un gran compromiso, porque hace referencia no sólo al crecimiento en un aspecto, sino a acciones abarcativas e integradoras de todos los aspectos de vida de una sociedad. ¿Por qué empobrecerlo o reducirlo tanto en la práctica, solamente al aspecto económico? Por más esfuerzo que se haga en explicar razones, no se percibe otro fin.

No se molesten con las Escuelas de seiscientos alumnos, (EL DIARIO de fecha 22 de junio de 2017); sólo de la mano de ellas vendrá esa verdadera inclusión social y mejora a las igualdades que tanto se distancian, porque es una mejor educación la que trae aparejada, mayor promoción del ser humano, mayor respeto, trabajo digno, buena voluntad, solidaridad y predisposición al consenso. Sólo desde ahí, superaremos las miopías y veremos que hay lugar sustentable para todos. Intentemos hacer acuerdos que salgan bien y habremos ganado todos.


(*) Docente en Administración de Empresas.

Etiquetas

Punto de vista
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.