POBREZAS

Sr. Director:

En El Diario del 29/09/17, pág. 4, se informan los índices de pobreza según el INDEC, no coincidentes con los de la Dirección General de Estadísticas Y Censos Porteños ¿A quién se le aplica “Errare Humanum Est”?

Considero que faltaría determinar la cantidad de hogares pobres y así acercarse mejor a las causas, ya que familias con 8 o 9 hijos, aumentan obviamente la cantidad de pobres. Irremediablemente en esa situación, ya que en ningún país del 1er mundo, un obrero calificado puede sostener familia numerosa. De la pobreza se favorece la palabra de la iglesia Católica, que históricamente nunca la combatió y tampoco la izquierda burguesa nacional. No es cuestión de “matar al perro y terminar con la rabia”, pero sí una fuerte acción para el control de natalidad y sin lugar a dudas, políticas de desarrollo, pero difíciles de implementar ante la tradicional ergasofobia social. “Remember” que un mal gobierno populista, errado en su fracasada política industrialista, desplazando a la actividad agrícola-ganadera, despobló el campo, con la emigración hacia Buenos Aires. Allí, la inmigración dio origen a las villas miserias, antes conglomerados de pobres y hoy antros de delincuentes. A ambas se las denomina marginales en tiempos electoralistas las interpretaciones son maliciosas, cada cual quiere llevar agua para su molino, pero la pobreza no es de ahora. Yo, apartidario, con objetividad repito lo del filósofo del plato grande, “La única verdad medible, es la realidad tangible” (Platón)
Jóvenes: revisad, corregid, pero ved; “Quid deceat, qui non”. ¿Latín? Peor es el inglés en las remeras, que las mujeres y hombres que las usan ni siquiera saben que dicen.

Atte,
Por Eduardo Altman DNI: 5.945.085